Papiloma
Este verano cuidado con los papilomas

Después de haber estado una semana de vacaciones en la playa y observando muchos los pies por la arena, me llamaba la atención, sobre todo en las duchas que hay en la playa, que la mayoría no usaban chanclas, me imagino que por desconocimiento de todos los “bichillos” que crecen en esas zonas llenas de humedad. Por eso, os traigo este post sobre los papilomas, para que tengáis información y uséis las chanclas en las zonas públicas donde todo el mundo pisa y, así evitar problemas en los pies.

El papiloma o verruga plantar es una lesión cutánea que aparece principalmente en la planta de los pies y es causada por un tipo del virus del papiloma humano.

Tiene aspecto de dureza, muchas veces suelen confundirse con un callo en la planta del pie. Suelen localizarse en zonas de apoyo y puede aparecer una lesión aislada o muchas lesiones juntas (verrugas en mosaico). Tiene aspecto verrugoso y en su superficie se pueden apreciar unos pequeños puntitos negros, llamados papilas, que son los capilares a través del cual se alimenta el papiloma. Suelen crecer hacia adentro de la piel.

Al principio suelen ser indoloras y por ello no nos damos cuenta de que tenemos un papiloma. Con el tiempo, se va creando una dureza en la lesión y empieza a aparecer el dolor. Los pacientes normalmente acuden a la consulta pasados unos meses desde que se contagiaron del virus porque es cuando empieza a dolerle.

¿Cómo se transmite? Este tipo de virus del papiloma humano suele transmitirse por contacto directo, más comúnmente en piscinas y duchas públicas, donde existe humedad. También un factor predisponente importante es que la persona tenga una bajada de defensa por lo que es más susceptible a ser contagiado por el virus.

Puede aparecer en cualquier persona y a cualquier edad, pero existe un rango de edad de mayor incidencia que es entre los 12 y los 17 años.

En nuestra clínica para eliminar las verrugas plantares utilizamos ácido nítrico. Primero deslaminamos la lesión con un bisturí para quitar la capa superior de dureza y posteriormente aplicamos ácido nítrico. Citamos una vez a la semana hasta su total eliminación. También recomendamos a los pacientes que sigan una dieta rica en frutas y verduras para aumentar las defensas.

Para evitar el contagio, es muy importante el uso de chanclas en piscinas y en duchas públicas. Si ya nos hemos contagiado deberemos limpiar la ducha o bañera de casa después de su uso para no contagiar al siguiente.

Espero que os haya servido de ayuda este post y que este verano cuidéis vuestros pies.

¡FELIZ VERANO A TODOS!

Cerramos por vacaciones

Del 13 al 20 de julio nuestra clínica permanecerá cerrada por vacaciones. Pero nuestros teléfonos seguirán estando disponibles para que pidáis vuestra cita.

Os deseo a todos un feliz verano y no olvidéis «poned en forma vuestros pies.»